Encuentro del Taller de soporte a la Lactancia Materna

26.9.16

Un año más, al igual que os conté en este post, ha tenido lugar el encuentro anual del Grupo de soporte a la Lactancia Materna en el ambiente extrahospitalario.

Quedamos con las mamás que quisieran participar en una cafetería y pasamos algo más de dos horas hablando y compartiendo experiencias con ellas.

A algunas de ellas las conocíamos de antes del grupo, porque habíamos coincidido con ellas durante el seguimiento del embarazo en atención primaria, o incluso éramos nosotras las que les habíamos acompañado durante su parto.

El grupo fue menos numeroso que el año pasado, pero aun así surgieron varias dudas entre ellas y entre todas (mamás, LLIRS y matrona responsable del grupo) intentamos resolverlas y que volvieran a casa más seguras de sí mismas. 


Ahora que estoy en plena rotación en primaria participo en las reuniones que se hacen bimensuales dentro del CAP, así que ya os contaré más cosas sobre el grupo.







Fin de la rotación en las consultas de riesgo

19.9.16

Una rotación más que he terminado, y es que parece mentira pero los meses pasan muy rápido y el final de la residencia ya está muy cerca.

Si bien es cierto que no tenía muchas expectativas puestas en esta rotación, he de decir a día de hoy que me ha encantado. He aprendido muchísimas cosas; y sobre todo cosas que, hasta el día de hoy,  no nos han enseñado en la formación teórica de Barcelona y yo lo echaba en falta.

Como ya habéis podido ir leyendo en los últimos posts, ha sido una rotación muy completa, tanto en la obstetricia como en la ginecología; aunque personalmente creo que lo que más he aprovechado y en lo que más he aprendido, sobre todo por la novedad, han sido las consultas de ginecología.

De las consultas de obstetricia me quedo sobre todo con el saber hacer una ecografía; que, aunque no es función nuestra, creo que es bastante útil para nosotras poder utilizarla en un momento determinado para comprobar la presentación fetal y localizar el latido cardiaco del feto. Además, la consulta con las educadoras de diabetes gestacional pienso que también es muy útil para nosotras para poder comenzar a orientar a la mujer desde nuestra consulta en el momento que les comunicamos un resultado de diabetes gestacional sobre cómo realizar la dieta o explicarles que van a encontrar cuando les derivamos a su consulta.

Rotando por las consultas de ginecología

12.9.16

En las 3 semanas que he pasado rotando por las consultas de ginecología, la verdad es que he tenido la oportunidad de aprender muchas cosas diferentes.
He pasado por la consulta de patología mamaria, patología cervical, esterilidad y suelo pélvico. Ahora poco a poco os voy a explicar lo que he podido aprender en cada una de ellas.

En la consulta de patología mamaria he podido aprender patología benigna, como fibroadenomas o simples quistes; hasta tumores malignos, así como una vez hechas las pruebas diagnósticas clasificar ese tumor y su pronóstico. He aprendido cómo realizar una correcta exploración mamaria y de adenopatías. Y también he podido aprender el circuito de diagnóstico rápido y el seguimiento tras la intervención quirúrgica.

En la patología cervical, además de hacer citologías a las pacientes que se controlan allí por algún motivo, he podido realizar colposcopias y tinciones y visualizar así las lesiones. Además me ha quedado más que claro que la infección por el VPH está a la orden del día y que cada vez es necesario realizar conizaciones en chicas más jóvenes; por lo que deberíamos incidir mucho más en la prevención y vacunar contra el VPH tanto a las niñas como a los niños ya que ambos lo pueden transmitir.


Pruebas invasivas de diagnóstico prenatal

5.9.16

Esta es una de las cosas por las que más curiosidad sentía. Siempre se oye hablar mucho de la amniocentesis, pero yo desconocía como se realiza y todo lo que conlleva; y en cuanto a la biopsia de corion he de decir que mis conocimientos eran nulos.

Dicho esto os paso a explicar un poco lo que yo he aprendido.

Comenzamos hablando de la amniocentesis. Antes de nada se realiza una ecografía para ver cómo está el feto y por qué zona es mejor realizar la punción. Una vez que deciden por dónde van a pinchar se prepara todo el campo estéril y ahora sí, es cuando se realiza la punción. Se realiza con una aguja de paracentesis de 22 G y se extrae la cantidad de líquido necesaria para mandar a analizar.
Como en cualquier técnica invasiva, existe un riesgo de infección, y además un riesgo de pérdida fetal si el agujero que se realiza con la aguja en la bolsa amniótica no se repara por sí solo.
Normalmente se recomienda realizar unas 48 horas de reposo en casa tras la punción, y en una semana se realiza un control ecográfico para comprobar que todo está correcto y la cantidad de líquido amniótico es la correcta al cerrarse el agujero de la bolsa.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...