Partos naturales

28.9.15

He de confesar que tengo una relación de amor-odio con los partos naturales. Ahora os explico por qué, pero vamos a empezar por el principio.

Cuando las parturientas ingresan por urgencias en el paritorio, revisamos la historia clínica para ver cómo ha ido el embarazo, hacemos una exploración para comprobar que realmente están de parto y revisamos su plan de parto. Es aquí cuando nos explican ellas cómo quieren que sea su parto.

Una parte tiene claro que quieren un parto con anestesia epidural, otras tienen idea de un parto natural pero no descartan la idea de la epidural si llegado el momento no toleran más el dolor, y por último las que tienen clarísimo que quieren un parto natural y se han ido preparando física y mentalmente para ello.

Pero, ¿qué es realmente un parto natural? Pues es un parto eutócico, sin anestesia epidural, en el que no se realiza ningún tipo de intervención por parte de los sanitarios (rotura artificial de bolsa amniótica, administración de oxitocina, monitorizaciones continuas de FCF, mediciones de ph...) y en el que la mujer es libre en todo momento para tomar decisiones sobre la evolución del parto.

Lo que si que realizamos son auscultaciones intermitentes de la FCF, respetando esa libertad de la mujer a la hora de moverse y permanecer lo más confortable posible.

En estos partos me gusta ver cómo la mujer es dueña de su cuerpo y sabe cómo y cuándo debe movilizar su pelvis para facilitar la salida del bebé. Pero me dejan paralizada los gritos de las mujeres y el verlas pasarlo "tan mal". Supongo que es la falta de experiencia y que según haga más partos así me acostumbraré y sabré ayudar a estas mujeres como ellas necesitan.
Admiro a estas mujeres, por esa manera de saber ayudar a sus bebés a nacer y tener esa capacidad de autocontrol tan grande. A día de hoy dudo de que yo misma pudiese tener un parto así.



Os enseño en estas fotos el Combitrack (en el que la mujer puede trabajar durante la dilatación con la pelota o se puede acoplar a él la silla de partos) y la silla de partos.

Vacaciones

18.9.15

Nuevamente un post rápido para avisaros que me voy de vacaciones. Esta vez va a ser sólo una semana, pero la aprovecharé al máximo con los míos porque hasta Navidad no volveré a verlos.

Nos leemos el día 28 con las pilas recargadas para iniciar la "rutina invernal"!




Medición del Ph de calota

14.9.15

Una de las pruebas que en mi hospital se hacen para determinar el bienestar fetal es la medición del Ph de calota.

Cuando hay un registro un poco "feo", que puede estar indicando que el bebé pueda estar sufriendo, y las condiciones del canal aún no permiten un parto vaginal (no se ha completado la dilatación o la cabeza fetal aún esta en planos altos de Hodge (I o II)), pero que con un poco de tiempo si va a ser posible, lo que se hace es la medición del Ph.

Esta es una técnica que nosotras como matronas no hacemos pero que si que colaboramos en su realización y por lo tanto tenemos que saber qué se prepara y cómo se hace.


Taller de soporte a la lactancia materna

7.9.15

Desde nuestro hospital se organiza un grupo de soporte a la lactancia materna.
De él se encargan una matrona y una enfermera de neonatos.
Se reúnen 2 veces al mes en uno de los CAP de la ciudad y además hacen una reunión anual fuera del entorno sanitario. 

Pues bien, esta reunión fue a primeros de julio, en un restaurante de la ciudad. Y allí que nos fuimos las LLIR!
Lo primero que se sorprendió fue la cantidad de mamás que fueron con sus niños en plena ola de calor. Había unas 20 madres y todas estaban encantadas de estar allí. Se notaba que entre ellas se conocen desde hace meses cuando coincidieron en las clases de preparación al parto y unas a otras se daban consejos y se contaban sus experiencias.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...